Destacados

Conoce

La ciudad de Valladolid, con una población cercana a los 350.000 habitantes, es hoy la capital de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Su origen está unido a la repoblación de la línea del Duero durante la Reconquista. La teoría más aceptada es que surge como un pequeño núcleo rural estratégicamente situado en una elevación entre el ramal norte del río Esgueva y el río Pisuerga en la primera mitad del s. XI.

A finales del s. XI el Rey Alfonso VI dará el Señorío de la Villa a un noble leonés llamado D. Pedro Ansúrez, cuya escultura, obra de Aurelio Carretero (1903), puede verse en la Plaza Mayor.

Son muchos los monarcas cuya Corte itinerante se asienta en la ciudad, sin embargo la época de mayor esplendor comenzará en el tránsito con la Edad Moderna por ser asiento de la Real Audiencia y Chancillería, el Tribunal Superior de Justicia de la época, que la convierte en núcleo administrativo del Reino.

En la desaparecida Casa de las Aldabas, calle Teresa Gil, nace en 1425 Enrique IV y en el Palacio de los Vivero se casanen 1469 los Reyes Católicos.

Esta época de esplendor continúa durante el reinado de Carlos V y finaliza en 1561 cuando Felipe II, nacido en el Palacio de Pimentel en 1527, decreta el traslado de la Corte a Madrid. De 1601 a 1606 Valladolid volverá a ser asiento de la Corte con el título de Capital, y aquí nacerá en 1605 Felipe IV y su hermana Ana, futura reina de Francia y madre de Luis XIV.

Durante los seis años escasos que Felipe III y Margarita de Austria residieron en el llamado Palacio Real son muchos los personajes históricos que pasaron por la ya Ciudad de Valladolid: Pedro Pablo Rubens, Cervantes, Quevedo…

Tras decretarse el regreso de la Corte a Madrid la ciudad entra en un período de decadencia que comparte con el resto de Castilla y que finalizará en la segunda mitad del s. XIX con la llegada del ferrocarril y del Canal de Castilla.

Comienza entonces un primer proceso de industrialización dirigido por una burguesía que nos ha dejado multitud de edificios historicistas o eclecticistas en la ciudad como el Pasaje Gutiérrez o el Teatro Calderón.

El Valladolid de hoy es, sobre todo, una ciudad moderna cabeza de una región que apuesta decididamente por el futuro. Cuenta con una moderna red de autovías, un aeropuerto y un ferrocarril  con trenes de alta velocidad, así como una creciente y cuidada infraestructura hotelera que brinda al visitante los mejores servicios.

Su variada oferta turística y cultural cuenta con el Museo de Arte Contemporáneo Español Patio Herreriano, Museo de la Ciencia y la Semana Internacional de Cine hacen de Valladolid una auténtica ciudad de la Cultura.

El mejor modo de conocer Valladolid es paseando por sus calles, descubriendo su riqueza monumental, sus palacios remozados, sus iglesias, la arquitectura civil, sus plazas, conocer personajes y acontecimientos que han conducido la vida de la ciudad.