Destacados

Conoce

Tierra de Campos se encuentra en la zona norte de la provincia de Valladolid en la que descubrimos el brillo de sus dorados campos de cereal y un paisaje repleto de palomares, símbolo más notorio de esta meseta terracampina, y donde se criaba el pichón, uno de los productos más típicos de estas tierras, se extiende desde el límite de la comarca turística de Montes Torozos hacia el norte colindando especialmente con la provincia de Palencia con la que se complementa en paisaje.

Tus sentidos se quedarán estáticos, pues habrá momentos en los que creas que estas frente a una postal gracias a esos extensos campos de cereal, los palomares, muchos de ellos abandonados y los pueblos eminentemente agrícolas.

Por estas tierras han pasado vacceos, godos y romanos y de ahí los “campos góticos”, pero fue Alfonso X el que unificó tierras de León y Castilla y a Tierra de Campos la posibilidad de celebración del primer mercado de lana europeo. Y posteriormente al descubrir la calidad de sus tierras, una de las zonas de cultivo mejor consideradas.  De ahí que se convirtiera en uno de los mayores centros económicos de Castilla.

Por ello en estos paisajes encontrarás campos cultivados, zonas ganaderas, el famoso Canal de Castilla que permitía el transporte de cereal, casas de adobe, etc Todo ello que verás perfectamente representado en el museo del pan y podrás disfrutar en alguno de sus talleres.

Medina de Rioseco es la cabeza de comarca y ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico, por lo que no es de extrañar que un paseo por sus calles se convierta en un agradable y bello regreso al pasado, alberga cultura, una de las darsenas del Canal de Castilla, El museo de la Semana Santa y fue la llamada ciudad de los Almirantes.. Su riqueza patrimonial se ensalza aún más durante su Semana Santa, una de las más importantes de España y declarada de Interés Turístico Internacional.

Para descubrir y saborear la Tierra de Campos nada mejor que pasar por el Museo del Pan, en Mayorga, el Centro de la Interpretación de la Matanza, ubicado en Palazuelo de Vedija o el Museo del Queso que encontramos en Villalón de Campos.

Y para disfrutar de unas vistas envidiables será a bordo del barco “Antonio de Ulloa” por las aguas del Canal de Castilla, la majestuosa obra de ingeniería del siglo XVIII que invita a realizar un viaje en el que se despiertan todos los sentidos.

Te invitamos a que la recorras rincón a rincón…