En la provincia de Valladolid se encuadran cinco zonas diferenciadas y que descubren al viajero parajes únicos, apasionantes historias y una gastronomía irresistible. A través de su legado artístico y cultural la provincia da a conocer la importancia que tuvo en el pasado y que hoy conserva con orgullo.

En el norte tenemos la Tierra de Campos y el paisaje amarillo que dejan sus cultivos de cereal, además de encontrarnos con una de las grandes obras de ingeniería hidráulica de la historia de España: el Canal de Castilla.

Nos acercamos hasta los Montes Torozos y el Valle del Pisuerga, en la zona oeste de la provincia, y contemplamos la belleza de su colorido paisaje sobre el que se levantan majestuosos castillos.

En la zona centro de la provincia, la capital del Pisuerga permite degustar la mejor gastronomía del país mientras disfrutamos de su vasto patrimonio artístico y cultural. Valladolid muestra su privilegiado pasado e invita a conocer mejor la historia de España desde la que fue un día capital del Reino.

Llegamos a las orillas del Duero, al este de la provincia y encontramos el lugar perfecto para degustar algunos de los mejores vinos de toda España. Su tradición vitivinícola ha permitido a esta zona alcanzar una notable importancia internacional y convertirse en uno de los principales escenarios en su sector.

Y al sur de la provincia, observamos su Tierra de Pinares, una extensa zona que invita a caminar por sus senderos y caminos, pero también a disfrutar de su gastronomía y de productos típicos como los ajos e indudablemente en una zona pinariega y sus piñones.

¿Qué zona quieres conocer?